Home Biblioteca Virtual Memorias 2° Encuentro Enseñar sin enseñar

Enseñar sin enseñar

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

ENSEÑAR  SIN  ENSEÑAR

 


Marianne Beuchat R.


Un día de marzo, del año 1995, estructurando el programa de la asignatura de Psicología Laboral para estudiantes de IV medio del colegio Alemán, surgió la motivación de introducir la metodología Grupo Operativo, con la tarea de aprender acerca de Psicología Laboral. 
La motivación manifiesta fue introducir una metodología grupal en una institución que privilegia lo individual y lo competitivo.

La motivación latente la he ido descubriendo a lo largo del año.

¿Quienes constituyen el Grupo?

Doce alumnos, tres mujeres y nueve hombres, de edad entre los 17 y 19 años, todos alumnos de la rama científico - comercial del colegio. 
Estos doce alumnos provienen de diferentes tipos de familias: madre soltera (1), padres divorciados (2) y familias nucleares (9).

Los estratos económicos medidos en relación a la actividad por proveedores de la familia es el siguiente: del mundo empresarial y con un nivel socioeconómico alto (8), del mundo profesional y con un nivel socioeconómico medio (3) y un caso de estrato socioeconómico bajo (población marginal).  Los cuatro últimos casos reciben becas de estudio por parte de la institución.

Todos los alumnos tienen fuertes lazos con el entorno cultural chileno - alemán, ya sea haber vivido en Alemania, como por ejemplo, hijo de retornado, o de familia de descendencia alemana.

Este Grupo Operativo se organizó teniendo como tarea el aprendizaje de materias de Psicología Laboral.  El grupo se efectúa una vez por semana y cada sesión tiene una duración de 80 minutos.  El observador es seleccionado por el grupo entre sus integrantes. 
Una particularidad que debe señalarse es que además de coordinar, cumplo en este mismo grupo el rol de profesora de Historia y el de Profesor Jefe.

Un último elemento a destacar con respecto al contrato es que cada alumno aceptó al iniciarse la asignatura de Psicología Laboral realizarla con la metodología Grupo Operativo.  La pregunta que se formularon en ese momento fue si aprenderían lo mismo que en clases expositivas.  Como respuesta planteé que dependería de como se iría dando la dinámica. 
Un aspecto de importancia es que la duración del grupo coincide con el periodo de permanencia de los alumnos al interior del colegio y por ello las suspensiones se deben a motivos institucionales, como son las vacaciones, pruebas de nivel, o término del año escolar. 
Podemos concluir que es la institución la que prevé un tiempo (duración de la permanencia), un lugar físico (la sala de clases), los roles (coordinador y profesor simultáneamente), la tarea (elaboración de contenidos de la asignatura de Psicología Laboral) y un reglamento que respetar (reglamento de disciplina, asistencia y de evaluación).

En el momento de redactar esta ponencia, solamente falta una sesión y terminará la experiencia. Y es aquí donde me surgen una serie de interrogantes, que me gustaría compartir con ustedes:

1.- ¿Es posible un Grupo Operativo en que el encuadre está casi totalmente determinado por un tercero que es la institución?

Si aceptamos que el encuadre lo realiza el coordinador centrado en el aspecto contractual, considerando tiempo, espacio, remuneración y en el saber, y si la interferencia de la institución en este encuadre se explícita, este último elemento pasa a constituir también el encuadre.

2.- ¿Qué sucede cuando el coordinador ejerce múltiples roles con ellos?

El grupo "siente" que el coordinador es parte de la institución, que puede ejercer, por ejemplo, la función castigadora que la misma institución le entrega, sea a través de las notas o con anotaciones por falta en la conducta.  Este hecho que aparentemente puede ser una desventaja en la organización de Grupos Operativos en el sistema escolar, aparece siendo una fortaleza, si se explicita e interpreta.  Recordemos que uno de los objetivos los Grupos Operativos es la autogestión, y los postulados postmodernos de la educación apuntan a lo mismo: AUTOGESTIÓN.  Las personas embuidas en roles que otorgan autoridad, la posibilidad de ser libre en autoridad, la posibilidad en fin de determinar con uno y con los otros es quehacer de una tarea.

Esta etapa fue larga, el grupo se detuvo muchas veces, elaborando de a poco que en Grupo Operativo no se indicaba ni se dirigía la mirada solamente al coordinador.  En las últimas sesiones aún había disculpas y explicaciones hacia el coordinador por no haber leído el texto que correspondía a la sesión.  O el disculpa dirigido exclusivamente al coordinador por haber propelido un garabato.

Después de estas sesiones me volvía a cuestionar una vez más como un sistema educacional jerárquico y vertical, produce personas escindidas: el ser y el deber ser poralizados. 
La otra pregunta que surgió a través de esta experiencia fue: 
¿Qué sucede con la institución cuando un curso cambia su lugar y comienza a hablar desde la grupalidad? 
Por la experiencia vivida este año no vacilo en responder que la institución reacciona.  El director aparece en una de las sesiones y con motivo de tener que evaluar mi desempeño profesional desea asistir a esa clase, pudiendo haberlo hecho en las otras 22 clases en que no empleo Grupo Operativo.  Habla de terapia, se desconcierta, y debo decir que el pánico invade también al coordinador.  Elaborar dicho pánico en las sesiones de supervisión con Horacio Foladori fue una respuesta a la institución; llevarla al grupo operativo en la sesión siguiente fue colocar en palabras: cohesión, experiencia con otros, portavoz de minorías suprimidas, cascabel al gato, no se tragaron mentiras, temores de ser descubiertos, es decir "mundo Operativo" en vez de Grupo Operativo.

Quiero finalizar señalando que leo en la Ley Orgánica de Enseñanza del año 1992, que, "la escuela debe estimular el proceso de personalización y de socialización de los estudiantes, facilitando experiencias que permitan a éste vivir tanto la dignidad de su persona como su condición esencial de su ser sexuado, afectivo y con propensión irrenunciable hacia la libertad", no veo que se logre si seguimos enseñando a disociar nuestra psiquis, y por ello creo en el enseñar pero desde el lugar de la desenseñanza, creo en el lugar del desaprender, donde persona y grupo operativizan el mundo.

 

 
Novedades Escuela
COMPLETAR FORMACIÓN COMO COORDINADORES GRUPALES

La Escuela de Psicología Grupal E. Pichon- Rivière hace un llamado a todas las personas que tengan interés en completar su formación como coordinadores grupales, a retomar dicho proceso enviando los siguientes datos al correo formacion@psicologiagrupal.cl

Nombre y apellidos
Último módulo cursado
Correo
Teléfono

Página de Facebook
Dale click a nuestra
página.