Home Biblioteca Virtual Memorias 3° Encuentro Conferencia

Conferencia

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

CONFERENCIA

 

Dr.  HERNÁN  DAVANZO

 

....A comienzos del siglo XX un médico de origen Alemán que se formo en Alemania como neurólogo, llamado Germán Grebe; asiste a Buenos Aires a unas jornadas de medicina donde presenta un trabajo de orientación Psicoanalítica que llama la atención (...y que esta citado por Freud en las obras completas del año 1914 como un "nerdo que parece que es de origen alemán que se llama Germán Grebe").

El Dr. Grebe no tuvo otra aproximación al psicoanálisis.   En 1925 regreso a Chile el Dr.  Fernando Allende Navarro que era un médico que se formo en medicina en Suiza y en Bélgica como Neurólogo, Psiquiatra y Psicoanalista.  El fue el primer Psicoanalista que ingresó a Chile.  Acá revalidó sus títulos y trabajo en Santiago hasta su fallecimiento.  El Dr.  Allende Navarro fue bastante bloqueado por los Psiquiatras clásicos y los Neurólogos que existían en ese tiempo en Chile, entonces el sólo pudo hacer práctica privada como Psicoanalista pero no tuvo ninguna incorporación a las escuelas y universidades en forma importante.  Tiene el mérito de haber analizado a algunas personas que estaban en la Universidad y que tuvieron el interés y la curiosidad  de seguir estudiando análisis.  Entre ellos estaba Ignacio Matte Blanco y una serie de otros conocidos personeros universitarios que se atravesaron con Allende Navarro. Ignacio Matte Blanco se fue a Londres en 1934, por esos años era profesor de Fisiología en la Universidad Católica; en Europa buscó hacer una especialización en Fisiología, sin embargo cambió de rumbo y se interesó por la Psiquiatría y el Psicoanálisis, entonces hizo una formación completa entre el `34 y el `40.  El `40 vino la guerra lo que motivó su traslado a Estados Unidos donde estuvo hasta el `43 en los principales centros Psiquiátricos en Baltimore y North Caroline, incluso en North Caroline fue miembro del Departamento de Psiquiatría, fue como profesor asociado en Psiquiatría.

Regresó a Chile en 1943 y desde su llegada formó un núcleo de estudio Psicoanalítico donde hubo gente bien importante en la Universidad que se asoció a Matte.  Hacían reuniones regulares para estudiar psicoanálisis.  Fue muy bien reconocido, tenía una condición personal muy especial, era muy inteligente, muy simpático, fue bien recibido en el medio universitario.  En 1945 trabajó en la Escuela de Medicina en Psiquiatría.  Los profesores de Psiquiatría lo invitaron a dar como gran novedad su concepción psicoanalítica de la neurosis hasta en ese momento aquí era completamente tomada así a la distancian.  Ese año Matte y su grupo se trasladó al Hospital Psiquiátrico trabajando ad honorem en un patio que le fue dado por el profesor de Psiquiatría; el profesor Prado.  En el Hospital trabajó con ciertas dificultades hasta el año `49.  Por esos  entré yo, en el `47 paso a formar parte del grupo de Ignacio Matte en el Hospital Psiquiátrico.  El `48, casi nos echan del Hospital por razones administrativas, a pesar de que trabajábamos ad honorem.  El `49  había todo un problema, además de las molestias, se dieron grandes discusiones en la Sociedad de Neurología y Psiquiatría, eran batallas campales entre los neurólogos y nuestro líder, que era Ignacio Matte, que defendía la posición de la Psiquiatría dinámica distinta a lo que había ocurrido aquí en Chile hasta ese entonces.  El `49 muere repentinamente de un ataque al corazón el profesor Prado y viene una elección en la Facultad de Medicina, una elección con todos los preparativos y luchas; buscar los votos, se llevó a todo el mundo a optar y en una votación muy difícil, ganó por un voto el profesor Matte, así pasamos de ser absolutamente marginales a estar en la Cátedra  de Psiquiatría, Cátedra titular de Psiquiatría de la Universidad de Chile.

Llegamos entonces muy, muy contentos allí al pensionado de tercero, pero bien asustados por el encargo que se nos venía encima, la enseñanza de la Psiquiatría y la atención, trabajábamos en el pensionado de tercero con un número importante de pacientes.   En la cátedra de Psiquiatría Ignacio, que era muy atento y despierto, pensó que era importante la psicoterapia de grupo que estaba recién apareciendo en Inglaterra y creyó que era importante traerla para poder dar cuenta del encargo asistencial especialmente en policlínico, haciendo Psicoterapia a las neurosis; ahí encargo al Dr. Ramón Ganzaraín que fue de los primeros que estuvo con Ignacio Matte quien se especializó en Psicoterapia de grupo, él nos entusiasmó y nos fuimos formando junto con Ramón Ganzaraín.  Desde el año `50 empezamos a trabajar en policlínico y también hubo otra gente que empezó a hacer psicoterapia de grupo en pabellones con hospitalizados y después, más adelante, en atención primaria especialmente en atención de alcoholismo; empezó a trabajar gente en los policlínicos periféricos.  Bueno, es ese, entonces, el panorama del psicoanálisis en Chile y la inserción de la Psicoterapia de grupo dentro del grupo Psicoanalítico. En la Cátedra de Psiquiatría había una cosa especial en Chile, es que desde el `49 hasta el `60 estaba junta la Cátedra titular de psiquiatría y la Asociación Psicoanalítica Chilena.  El mismo año 49 en que Ignacio Matte ingresó a la Cátedra de Psiquiatría, la Asociación Internacional de Psicoanálisis reconoció al grupo Chileno como Sociedad Autónoma y entonces la sociedad pasó a funcionar en la Cátedra de Psiquiatría, que más adelante se convirtió en el Departamento de Psiquiatría.  Dije hasta el `60 porque Matte se fue de Chile el `66, seis años después, pero el `60 hubo una ruptura entre Matte y los psicoanalistas que se retiraron de la Cátedra y formaron sede independiente en Santiago; salieron a probar fuera de la cancha.

El haber estado en la Cátedra esos once años dio una serie de aspectos positivos, permitió fundamentar una psiquiatría dinámica, se dio importancia a la orientación psicoanalítica en Psicoterapia, se hizo una buena integración externa con medicina y universidades en general, además de una integración interna multidisciplinaria porque en el equipo de Matte había Asistentes Sociales, Psicólogas, Psicoterapeutas Ocupacionales, Enfermeras, Sociólogos, había gente muy distinta que traían el aporte de sus  propias disciplinas para entrar en un diálogo muy rico.  Matte tenía una posición muy abierta muy universitaria que era muy estimulante, y traía la metodología del pensamiento científico al análisis y a la Psiquiatría dinámica, hicimos muchas investigaciones con metodólogos que nos obligaron a pensar en forma rigurosa, el análisis se hizo entonces trabajando especialmente con psicosis y patologías múltiples, patologías severas para el psicoanálisis.  Fue un lugar importante de promoción, estar en la cátedra y un lugar importante para captar candidatos a la formación psicoanalítica.  Médicos, Psicólogos, Asistentes Sociales, entraron a formación psicoanalítica.  Esos son los aspectos positivos.   Del punto de vista de los aspectos negativos, resultó que el pionero con las funciones múltiples, Ignacio Matte, era profesor de Psiquiatría, era supervisor de los analistas y analista de sus ayudantes.  Cuando el grupo, incluyéndome, en el año `49 tomó a cargo la Cátedra, yo era ayudante, entonces éramos subordinados del profesor, administrativamente hablando, pero muchos de ellos, tal vez por suerte no me analicé con Matte, eran analizados por Matte; en resumen, eran ayudantes, alumnos supervisados, analizados y amigos de Matte, porque Matte era muy amistoso y los fines de semana, tenía una linda parcela en Quilpué, se iba con el equipo a asados y a pasar el fin de semana hablando con un entusiasmo tremendo que teníamos en ese tiempo del análisis.  Pero eso mismo trajo una tremenda  complicación técnica, porque es incompatible en el encuadre psicoanalítico tener una apreciación personal.  En el encuadre psicoanalítico, y en grupo también, obliga a mantener una muy estrecha e importante relación y comunicación pero con una contención y abstinencia de la relación social fuera de la sesión, en cambio esto no se pudo hacer, entonces trajo una serie de tumultos en el grupo.

Tampoco tenía una muy buena experiencia administrativa, era muy trabajador, muy buena persona, de muy buena voluntad, muy honrado, pero no manejaba el grupo y entonces había, como se decía en ese tiempo, había un regalón de turno, uno que lo acompañaba, lo llevaba en auto, etc., con los celos y las envidias del resto que miraban con ojos ????? estas relaciones.  Hasta que caía el regalón y otro ocupaba su lugar.  Así que eso dio muchas dificultades que terminaron en este sismo entre Ignacio y los Psicoanalistas, que se fueron muy peleados de la Cátedra.  Ignacio se quedó sólo en la Cátedra con Psiquiatras no analistas excepto uno, Sergio Rodríguez, que había sido el primero que se formó  con Ignacio y que se quedó con él en la Cátedra. Bueno esos son los antecedentes del análisis en Chile comentado en forma un poco así de pelambre.  El grupo empezó a trabajarse con Ramón Ganzaraín, incluso Matte estuvo haciendo un grupo, Carlos  Whiting, Enrique Rosemblat, mucha gente hizo grupo, pocos se fueron quedando.

Se hizo grupo en el policlínico, grupo  en los pabellones, grupo en los policlínicos periféricos, grupos en asistencia, en atención primaria, en alcoholismo, especialmente Juan Marconi fue de las personas que llevó machismo la actividad de grupo, utilizando Grupos Operativos y Grupos terapéuticos en el campo de la prevención primaria.  Había formación de Postgrado donde todos empezamos a hacer grupo. Hicimos varios años grupo con los estudiantes de medicina, entonces no fueron grupos terapéuticos propiamente tal sino que, grupos que nosotros llamábamos grupos de formación y que después se llamaron Grupos de Training, grupos "T".  Con los alumnos incluso hicimos una investigación, - yo le dejé a mi amigo acá unas separatas de una publicación que hicimos con Ganzaraín y otras personas -, tomamos un grupo control con otra actividad y un grupo de alumnos sorteados que hizo actividades de grupo.  Los alumnos que hicieron actividades de grupo tuvieron varias ventajas significativas sobre los que no hicieron grupo.

Después de un año hicimos una evaluación de los cambios y cómo se mantuvieron; entonces, tuvimos dos publicaciones al respecto.   En 1955 se hizo en Chile una Sociedad de Psicoterapia de Grupo con mucha gente, la mayoría con psicoanalistas y psicólogos que no pertenecían a la Sociedad de Psicoanálisis formaron parte de la Sociedad de Psicoterapia de Grupo que fue independiente, tuvo personalidad jurídica y que tuvo bastante actividad hasta que también hubo una ruptura y se deshizo alrededor del año `62, desde entonces quedó sin una institución que agrupara a la gente que hacía psicoterapia de grupo.   En 1957 fuimos al Primer Congreso Latinoamericano en Buenos Aires, en el `57 yo me fui contratado a Brasil a la Universidad de Sao Paulo, ahí me instalé en la ciudad universitaria Riverao Preto, distante 300 Kilómetros de Sao Paulo, yo volví a Buenos Aires al Primer Congreso Latinoamericano que fue muy interesante, estábamos muy apasionados con el Primer Congreso de Psicoanálisis y Grupo, y ahí estuvimos con colegas que nombró Horacio:  Mott, ?????, ????? , en fin, gente bien importante que aparece en la literatura en publicaciones periódicas.  El Segundo Congreso fue realizado el `60 en Chile.  Yo me fui a Brasil y volví el `65 a si que estuve como 8 años trabajando en la unidad docente de la Universidad de Sao Paulo y el `64 me invitaron a hacer aquí una experiencia con talleres que se llamaron "Relaciones Humanas y Enseñanza Médica", el Decano de la Facultad de Medicina  Salvador ?????, amigo y colega de Ignacio Matte apoyaron a Ganzaraín y a un grupo de Psiquiatras, Psicólogos y otras personas ligadas a esta disciplina, a hacer una oficina de educación médica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, entonces dirigida por Ramón.

Yo vine el `64 invitado e hicimos lo que parece fue el primer taller promovido por la Oficina  Sanitaria Panamericana con un distinguido educador que se llamaba Edwars Bridge, él financió los pasajes para poder movernos y coordinaba esta actividad que resultó muy interesante y que dejó huella en la Facultad de Medicina.  Después de muchos años nos encontramos con los que habían participado en estos talleres y teníamos una relación riquísima es decir "cuando vuelven a hacer otro taller tan importante".  Estos talleres duraban dos semanas, entonces cada departamento de la Facultad seleccionaba un miembro, juntándose en tres grupos de 15 personas, eran 45 personas, lo hacíamos en el Colegio Médico en calle Esmeralda y estos empezaban todos los idas durante dos semanas venían a tiempo completo en un programa que se componía de lo siguiente forma:  el Lunes a las 8:15 se entregaba el material y a las 8:30 se hacia una pequeña introducción "vamos a hacer una experiencia, un taller sobre educación médica y relaciones humanas" muy corto  y a las 9:00 empezaba un grupo de lleno, un grupo de 30, entonces el grupo empezaba: "Bueno señores estamos en un grupo" - y silencio -, entonces venía todo un movimiento como de desconcierto, la gente se conocía de vista pero no se conocía más íntimamente y entonces empezaban las reacciones del grupo para tratar de organizarse porque esperaban que el conductor diera la partida pero él les decía ¿que piensa usted? - bueno,  Yo no se nada 1º vez que vengo de que se trata- Bueno, yo creo que esto es un seminario, entonces hagamos un tema sobre enseñanza médica- trataban de organizarse, de hacer un seminario como se hace en la Escuela Medicina, entonces hagamos un seminario, entonces el coordinador decía: "esto no es un grupo de formación", y entonces venían una serie de movimientos de defensa, de acomodo;  bueno, presentémonos, yo soy fulano de tal, yo soy representante del Departamento tal, se presentaban, y bueno y ahora  ¿entonces qué hacemos ahora?, ya nos presentamos, nos sabemos el nombre y quienes somos , entonces venía bastante ansiedad e intentos de organización.  Y aparecieron entonces los supuestos básicos de Bion, primero de dependencia al tratar de forzar al conductor a que le diera un orden al grupo y entonces después el líder emergente entraba en competencia tratando de organizar a su manera al grupo y también acoplamientos, ustedes. saben es muy rápida la posesión de organización para controlar la angustia que existe en un grupo que no tiene una cierta formalidad y entonces poco a poco se iba haciendo consciente la angustia de esta situación y ahí el  conductor les mostraba cuan parecido  era esto a lo que les  ocurría a los alumnos de Pregrado cuando llegaban por primera vez a la Escuela de Medicina, por que no tenían idea de medicina, no sabían quien era quien, no sabían lo que iba a pasar, entonces empezaban a sentir en carne propia, la angustia de que estaban en una situación de grupo sin control de lo que está pasando, qué es lo que va a ocurrir, entonces a sí se iba haciendo este grupo que demoraba una hora 1/4, luego se interrumpía para un café, a continuación venía una clase sobre percepción en un formato completamente distinto a una clase; se da en otra parte, con un profesor, con todo un análisis sobre percepción para los médicos que no tenían ninguna formación psicológica, eso duraba 45 minutos y después se hacia otro grupo T de 11:45 a 13:00 hrs.  En este otro grupo se promovía mucha emoción y fantasía.  Se terminaba la mañana muy agitados con esta experiencia novedosa.. A la mañana siguiente, el martes temprano, se habían organizado en 45 grupos de 4 integrantes.  Eran grupos que se juntaban en un rincón a comentar experiencias del día anterior durante 15 minutos y después, otro grupo T, un café y una clase que se llamaba "Estamos en grupo".  En esta clase se  hacia una síntesis de lo que había pasado hasta ahí, lo que eran los grupos, lo que era la angustia en grupo, lo que era la organización de grupos.  Además se podía comparar lo que había ocurrido en estos tres grupos simultáneamente, y después de la clase se hacía otro grupo T. Al día siguiente, el miércoles, otra comunicación de 4 y venía un  ejercicio de presentación en que se hacia un rol playing, se dividía a los 45 en grupos de 10 más o menos, que tenían un rol y nosotros observábamos.  El grupo que trabajaba con rol playing era el Decano que recibía la noticia de que en esta reuniones había que resolver algo importante, quedaban 10 minutos para resolver. Entonces el Decano veía que la facultad de Medicina tenía un incendio en la biblioteca, se solicita ayuda urgente para resolver que hacemos con la Universidad Austral.  Uno de los miembros tenía una orden adicional de decir que quería que la jornada terminara luego porque tenía que hacer algo rápidamente, otro tenía que ser quien pusiera  todos los obstáculos  posibles para que no se resolviera ahora que se resolviera.  Nosotros no sabíamos, entonces se armaba una discusión sumamente interesante en que Ricardo tenía que hacer sus papales y los otros hacían su papel muy bien y tratábamos de entender que pasaba. Nosotros observábamos, entonces se veía una gestión en la comprensión de los mensajes ocultos.  Cuando terminaba el ejercicio todos quedaban muy interesados en lo bien que habían hecho sus papeles y lo parecido que eran estas reuniones a lo que ocurría normalmente en las Cátedras y en la Facultad.  De ahí entonces se pasaba a hacer una clase sobre comunicación.

Después se terminaba la mañana con un grupo T en que se ventilaban todas las emociones, lo que se había sentido, lo que había pasado  cuando se estaban recién  armando  frente a esta ruptura de esquemas tan importante. Luego repartía un apunte el día anterior y llegábamos a un seminario donde se pedía que uno de ellos dirigiera el seminario, entonces hacíamos un seminario típico de los que se hacían en la escuela que eran muy dirigidos. Llegaba con las preguntas listas, hacía las preguntas ¿Que piensa usted sobre esto?  ¿Que piensa usted sobre lo otro? y terminaban bastante angustiados.  Después de servir el café, había una clase sobre dinámica de grupo y terminábamos con un grupo T. El viernes comunicación de  4, otro grupo de discusión sobre otro tema pero dirigido de forma distinta, como Grupo Operativo.  Ya se trabajaba con participación, con síntesis periódicas, con estímulos a los pasivos, es decir el conductor realmente hacía que en el grupo trabajaran todos haciendo síntesis además de una síntesis final.  Después de este 2º grupo, se entregaba un papel para hacer una observación comparando los tres grupos y como el rendimiento de un grupo de discusión era completamente distinto del otro, y como todo el mundo en la escuela de medicina hace los típicos seminarios que eran clases pequeñas y no grupos de discusión o grupos operativos realmente serios donde se trabajara con la creatividad, participación e iniciativa de estos alumnos. Bueno, esta era la primera semana, la segunda semana tenía alguna variación, pero lo fundamental era que se pudo hacer una distinción entre lo que era una clase y lo que era un grupo de discusión como seminario hecho a la antigua, o un Grupo Operativo que pretendía, con un tema, hacer una discusión, un seminario, lleno de nuevas ocurrencias, asociaciones de algunos temas y lo que era un grupo de formación sin formato, sin tema pero con experiencia y con mucha emoción, es decir los grupos T que provocaron muchísima emoción, es algo que en  E.E.U.U. existe a través de algunos centros que hacen esta formación de grupos.  De tanto en tanto tienen a una persona que hace una crisis psicótica, durante la experiencia esto es bien conmovedor entonces imagínense el que no está preparado incluso exige una selección de los candidatos.  Tuvimos un distinguido médico que se puso muy intranquilo, quedó furioso con nosotros, creo que conmigo por siempre; él sintió que habíamos sido invasores y muy perturbadores; él era un hombre muy pasivo, muy formal y esta experiencia rompió todos sus esquemas, entonces uno tiene que hacer una selección para meter a una persona a una experiencia así, porque puede ser bastante perturbador.

En general fue muy positivo, la gente cambió mucho, por mucho tiempo nos comunicábamos formal o informalmente sobre las ventajas de esta experiencia, pero distinguíamos claramente lo que era un grupo de discusión o un grupo operativo de lo que era un grupo de trainning con mucha discusión,  con mucha fantasía y que obliga a quien lo maneja a tener bastante experiencia en terapia de grupo.   Trabajamos Ganzaraín, Guillermo Gil y yo dirigiendo distintos temas.  Miren todos los problemas de la contra transferencia en grupo, ahí se mueve muchísimas emociones, entonces era interesante esta distinción entre seminario y grupo operativo versus grupo T.  Ver, además, las diferencias con el grupo de terapia, entonces es bien interesante pensar en estos tres esquemas: grupo operativo , grupo de formación trainning y grupo de terapia analítica.  Es algo que hicimos en Santiago en la Facultad de Medicina en la Escuela de salud general, en la Escuela de Enfermería y en la Escuela de Asistencia Social.  A mi, personalmente, me tocó una experiencia similar en Caracas, con el profesor Bridges, y me tocó dos veces en Bello Horizonte, Brasil, así que hice varios de estos seminarios y siempre muy exitosos.  Terminábamos con una gran amistad entre toda la gente y la 2º semana la terminábamos con un almuerzo y una repartición de diplomas en que se ponía en el diploma las cosas, las fantasías que habían salido durante el taller.  Yo guardo alguno de estas menciones que se anotaban en los diplomas por las cosas que habían salido "Escuela de hechiceros", "Grado Mayor".  Era una forma de  tomarles el pelo, para eso se les entregaba al final, después de haber llegado "Yo soy el profesor tal del Depto. tal" con una presentación muy formal para terminar con una cosa de chacota.. Fue una experiencia muy linda que terminó con mucha cosas interesantes.  Ganzaraín se fue a E.E.U.U., yo volví el año ´65 de Brasil.  Después la cosa no siguió en ese plano ya que tomaba mucho tiempo y no era tan fácil.  Hubo mucha gente que trabajó en esa oficina de Educación  Medica, pero varios se fueron como Otto Kermberg que es hoy en día el Presidente de la I.P.A.  Asociación Psicoanalítica Internacional, era compañero nuestro, también Matte y se terminó desarmando la oficina, después vino todo un período de tumulto político, ya no fue posible hacer más estos grupos... Bueno, tal vez valga la pena para terminar, para conversar más libremente, es difícil la distinción entre grupos de trainnig de formación que muestra todas sus emociones, y grupo terapéutico o terapia analítica de grupo.  Es bien interesante, nosotros hicimos hace dos años en la Asociación Psicoanalítica un semestre de talleres sobre grupos también hicimos grupos de discusión y grupos T.  Hacía todos los seminarios en taller, durante un semestre fueron dos grupos y ahí se vio lo difícil que es entender bien el funcionamiento y límite entre el grupo T y el grupo terapéutico.

En un grupo que dirigí había gente de diferente formación, había incluso una Psicoanalista, Psicólogo, Asistente social, en este grupo se produce una  muy rica comunicación y una facilidad muy grande de la fantasía personal, había gente con bastante experiencia en Psicoterapia, entonces podían entrar en fantasía y en relatos muy personales que caminaban hacia la patología, hacia la psicopatología; aparecían confidencias muy personales, eso tiene que ser manejado oportunamente, o uno se queda en una zona en que hay mucha emoción y fantasías. Para tener una vivencia muy rica de lo complejo que es nuestro funcionamiento mental, de nuestro funcionamiento personal, pero parando justo en los límites, para no entrar en una Psicoterapia, entonces cuando una persona trae un problema matrimonial, de trabajo, síntomas, problemas psicosomáticos, etc., es ya un  tema de tratamiento que tendría que verlo en otro lugar; entonces podíamos parar perfectamente ahí para no entrar en un terreno terapéutico. El grupo terapéutico tiene en cambio esta libertad de entrar en la necesidad, entrar en la intimida, en la confidencia, en la expresión espontánea de fantasías muy ricas y locas muchas veces. Bueno, eso sería un intento de síntesis, como les he explicado yo, que he pretendido traerles.

 
Novedades Escuela
COMPLETAR FORMACIÓN COMO COORDINADORES GRUPALES

La Escuela de Psicología Grupal E. Pichon- Rivière hace un llamado a todas las personas que tengan interés en completar su formación como coordinadores grupales, a retomar dicho proceso enviando los siguientes datos al correo formacion@psicologiagrupal.cl

Nombre y apellidos
Último módulo cursado
Correo
Teléfono

Página de Facebook
Dale click a nuestra
página.