Home Biblioteca Virtual Memorias 5° Encuentro ...Y todos íbamos a ser iguales

...Y todos íbamos a ser iguales

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

...Y  TODOS  ÍBAMOS  A  SER  IGUALES

Rodrigo Valdenegro

Ricardo Campos

 

Como todo orden de cosas, todo tiene un principio. No sé sí un final, pero sí un principio. Cuando un conjunto de personas se reúne para realizar ciertas tareas pasa a llamarse “ grupo”. El grupo esta constituido por una serie de mecanismos y estos pueden ser manifiestos o latentes. El primero tiene estrecha relación con lo obvio, lo observable, lo que se ve en la interacción grupal. El segundo, con una instancia metafórica, inconsciente. Debido al conflicto que se produce entre estas dos instancias el grupo se resiste al cambio, que pueden ser modificaciones dentro y fuera de la grupalidad. No obstante, estos cambios pueden aventurar el crecimiento de un grupo pero también puede conllevar a la destrucción de las relaciones intra-grupales.

Un grupo esta constituido por sujetos, sujetos que tienen una historia, una forma particular de sentir el entorno. Al momento de reunir a estos sujetos se produce un encuentro. El mundo o mejor dicho el espacio Inter–subjetivo se caracteriza fundamentalmente por el encuentro de múltiples maneras de sentir el entorno. Pero, esta forma que tienen todos los miembros de sentir el mundo tiene un comienzo. Y este comienzo, es el primer acercamiento al mundo de lo social por parte de los sujetos. El comienzo tiene un nombre y este comienzo se denomina “ Familia”. Enrique Pichon – Riviere nos dice: "En el tratamientos de pacientes psicóticos, realizado según la técnica analítica y por la indagación de sus procesos transferenciales, se hizo evidente para mí la existencia de objetos internos, múltiples "imago", que se articulan en un mundo construido según un progresivo proceso de internalización. Ese mundo interno se configura como un escenario, en el que es posible reconocer el hecho dinámico de la internalización de objetos y relaciones. En este escenario interior se intenta reconstruir la realidad exterior, pero los objetos y los vínculos aparecen con modalidades diferentes; por el fantaseado pasaje del "afuera" hacia el ámbito intrasubjetivo, el "adentro"(...)".

Ahora, vayamos a lo nuestro. La presente exposición tiene como fin mostrar a ustedes lo sucedido en la experiencia  de haber sido integrantes de un grupo operativo en donde la tarea era dar cuenta de la experiencia personal de cada miembro del grupo. Esta experiencia se relacionaba con el mostrar como se vivía la atención de pacientes en el Centro de atención psicológica de nuestra Universidad.

 

Un poco de historia

Nosotros un grupo de alumnos de quinto año de psicología de la Universidad Bolivariana, comenzamos un grupo operativo que tenia como tarea analizar las experiencias vividas con los pacientes en el centro de atención psicológica de nuestra universidad,

En palabras de Pichon- Riviere el grupo podría denominarse preformado.

 

Las consecuencias.

Desde el principio el grupo vivió la ilusión de ser unido y leales ante cualquier determinación que hubo que tomar  “Nosotros somos el mejor curso de la carrera”, “Somos los que mas participamos” . Las consecuencias de esta ilusión fueron múltiples para sus miembros. Por un lado, permitió crear vínculos afectivos  estrechos, mas bien, simbiosis grupal. Y por otro fueron estos mismos vínculos simbióticos, los que en determinados momentos crearon violentas respuestas ante cualquier otro miembro que quisiera interponerse ante las producciones grupales.

La diferencia de opiniones deambulaba por entre los miembros. Sin embargo, él colocarlo en palabras se hizo desde un principio con una celosa cautela. “Los hermanos encontraron diferencias”. El respeto manifiesto por el otro apareció a cada momento. En términos latentes, este respeto incluía la angustia de mostrarse como diferente. Lo diferente se negó desde el comienzo a la ilusión grupal. El mandato grupal incluyó la no especulación del mismo. Al contrario, esta idea era vista como una transgresión que debía ser sofocada de inmediato.  De otro modo, el grupo desde los primeros años tuvo la ilusión Inconsciente como un cuerpo constituido por partes significativas para su funcionamiento. Cualquier falla en una parte de este cuerpo señalaba para los demás la posibilidad de acceder a la fantasía de muerte.

Todos para uno y uno para todos. Fue durante años el grito silencioso de nuestra comunidad Inter-subjetiva. El ser o parecer diferente podía conllevar a desarmar el cuerpo tan esforzadamente alimentado de fantasías e ilusiones. Sin embargo, el día aplazado por todos llegó. El cuerpo fue analizado.

El encuentro de uno mismo con respecto al otro

Es fascinante mirar a través del espejo. Pero es dramático cuando el espejo es uno y refleja la propia imagen. Pero más dramático es cuando las partes del cuerpo muestran en el espejo al mismo cuerpo. La creencia integradora se desarticula. Los mecanismos de defensa entran en terreno. El cuerpo se desarticula.  El cuerpo cae. El cuerpo sufre. Ya no estaba integrado como un todo unitario. Sus partes se encontraron separadas. Las partes sufrieron. Desarticulado el cuerpo surgen los mecanismos por querer normalizar la situación. Emergen los líderes. Algunos, creen en la separación. Otros la aborrecen y arremeten ante la idea. Por fin la diferencia emerge con todas las fuerzas. Como el grito de un niño ante su padre por querer demostrar que ya es un adulto. El  conflicto se instala. Después de unos meses la idea reposa en esa Mente grupal: Somos hermanos, pero eso no significa que seamos hijos de los mismos padres.

El cuerpo aún esta desarticulado. Pero con cimientos fuertes que caracterizaron a sus partes.  El día alumbra. La ilusión cayo. Una nueva pagina se puede escribir. Las sombras ya dejaron de hacer sufrir a las partes. La luz comienza a aparecer. El reconocimiento del otro recién comienza,
--------------------------

alumnos de quinto año de psicología Universidad Bolivariana.

 
Novedades Escuela
COMPLETAR FORMACIÓN COMO COORDINADORES GRUPALES

La Escuela de Psicología Grupal E. Pichon- Rivière hace un llamado a todas las personas que tengan interés en completar su formación como coordinadores grupales, a retomar dicho proceso enviando los siguientes datos al correo formacion@psicologiagrupal.cl

Nombre y apellidos
Último módulo cursado
Correo
Teléfono

Página de Facebook
Dale click a nuestra
página.