Home Novedades Aldea mundial CURSO ACREDITADO ECM DIRIGIDO A PSIQUIATRAS, ENFERMEROS, EDUCADORES Y PSICÓLOGOS

CURSO ACREDITADO ECM DIRIGIDO A PSIQUIATRAS, ENFERMEROS, EDUCADORES Y PSICÓLOGOS

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

CURSO ACREDITADO ECM DIRIGIDO A PSIQUIATRAS, ENFERMEROS, EDUCADORES Y PSICÓLOGOS

Fabriano  (Italia) – 24 de Septiembre de 2015

Exponen: Franco Berardi-filósofo (Bologna); Ilaria Capecci –psiquiatra (Jesi); Antonello Correale –psicoanalista (Roma); Pierfrancesco Galli-psicoterapeuta (Bologna); Carlo Sanfelice-psiquiatra (Fabriano); Massimo Mari –psiquiatra (Jesi); Leonardo Montecchi –psiquiatra (Rimini); Giancarlo Nivoli-psiquiatra (Sassari); Paolo Pedrolli-psiquiatra (Senigallia); Alfonso Torterella- farmaceuta (Napoles); Federico Spandonaro –fármaco-economista (Roma); Antonio Ventriglio –psiquiatra (Foggia).

 

La psiquiatría y la gestión del mal

En Italia estamos asistiendo a un cambio veloz y progresivo en la manera de pensar la psiquiatría y obviamente-en lo implícito-la enfermedad mental. Estamos muy lejos de la época del compromiso político para que pudiesen abrir las instituciones totales; del tiempo de la construcción de emancipación progresiva para personas que, con los marcados mecanismos de identificación proyectiva, proyección y depositación de los aspectos rechazados por la sociedad y la familia, llegaban a desempeñar el rol de chivos expiatorios, víctimas sin jamás haber hecho mal alguno. Ya la lucha de este estigma -en lo privado y en lo público-que aísla y condiciona la vida de quien tiene la penosa desventura de perderse sí mismo por un tiempo breve, de perder la realidad, sus relaciones, sus proyectos y sus deseos, está muy lejos de ser vencida (pensando que en el plano nacional del grupo AGENAS sobre la residencia, la palabra “dimisión” no aparece nunca).

Hoy se propone con fuerza cada vez mayor, de modo inequívoco, un mandato social opuesto al precedente: en vez de liberar a las personas de sus cadenas, la psiquiatría pública debe efectuar un control social justamente en relación a individuos con una peligrosidad social confirmada por graves delitos precedentes. La gestión de estas personas, prerrogativa del Ministerio de Justicia y por lo tanto de la Magistratura de la policía carcelaria, de la Medicina y Psiquiatría legal, de la Medicina y Psiquiatría carcelaria, recayó en el Ministerio de Salud, en consecuencia, en las instituciones sanitarias.

Lo que está ocurriendo es que las instituciones de salud están en una terrible crisis de sustentabilidad a causa de los locos “cortes y racionalizaciones”.  Sin querer ser fáciles Casandras no es difícil prever una fuerte recaída en la calidad de los servicios de salud mental, los que deberán hacerse cargo cada vez más, sin formación específica, de los productos de un odio mal elaborado. El miedo, la fuga hacia burocratizaciones fáciles, las invasiones de personajes gravemente psicopáticos, afiliados a las varias camarillas, son fácilmente previsibles. Sin dejar de lado las eventuales y fáciles fugas desde la sede de internación, de personas que-por ejemplo- ya han asesinado (único criterio científicamente aceptado de peligrosidad de un paciente), que comportarán las acostumbradas especulaciones periodísticas sobre la peligrosidad de la enfermedad mental, sobre el estado de abandono de las familias, etc. Es así como una carga ulterior de estigmatización y segregación caerá fatalmente sobre la psiquiatría en su totalidad. Sin embargo, esperando una rapidísima revisión del código de procedimiento penal en los criterios de imputabilidad, por los cuales son restructurados cuanto antes los deberes, derechos y la custodia de los autores de delitos graves, tendríamos la posibilidad científica de estudiar y comprender un campo de la existencia humana hasta hoy inexplorado por nuestros servicios: el mal.

Intentaremos en una jornada de máximo compromiso, empeño y concentración, acoger estas clases magistrales para –posteriormente-llevarlas a la práctica en nuestros servicios, elaborándolas en nuestras reuniones de equipo.

Partiremos con una contribución filosófica, seguiremos con los aportes neurofisiológicos, psicofarmacológicos, socio-económicos, psicoanalítico clínico y de investigación y finalmente psicológico-social. Cerraremos con un debate- asamblea entre los participantes.

Dicha aproximación pretende construir paradigmáticamente una sensibilidad epistemológica convergente con el objeto de leer con un poco más de claridad este cambio actual al que están sometidos nuestros servicios.

Intentaremos por lo tanto buscar el mal dentro y fuera de nosotros, como dimensión de nuestro inconsciente y de la vida consciente, de la vida cotidiana en su inmersión biológica, en el sujeto colectivo con sus costos económicos, en la clínica con la   finalidad última – dentro de esta complejidad- de planificar las estrategias más actualizadas y adecuadas como siempre a nuestros servicios.

Temas:

Franco Berardi: “El mal o el bien, o bien, el mal y el bien”; A. Ventriglio, I. Capecci: “Las bases neurofisiológicas del descontrol de impulsos”: A. Torterella: “La prevención de los actos agresivos con las terapias Long acting y orales”; F. Spandanaro: “Los costos farmacológicos, sanitarios y sociales del mal”; A. Correale: “La estereotipia y el mal”; Pierfrancesco Galli: “Malestar en el archipiélago de la violencia: trabajadores Intelectuales y organizaciones de la falsa consciencia”; G. Nivoli: “Qué hacer ante el mal en psiquiatría”; L. Montecchi: “la gestión del mal en los grupos”; Mari: “Consideraciones finales”.

 
Novedades Escuela
COMPLETAR FORMACIÓN COMO COORDINADORES GRUPALES

La Escuela de Psicología Grupal E. Pichon- Rivière hace un llamado a todas las personas que tengan interés en completar su formación como coordinadores grupales, a retomar dicho proceso enviando los siguientes datos al correo formacion@psicologiagrupal.cl

Nombre y apellidos
Último módulo cursado
Correo
Teléfono

Página de Facebook
Dale click a nuestra
página.