REFLEXIONES ACERCA DE UNA ENTREVISTA INSTITUCIONAL

 

                                     María Teresa Casté
                                     Marcela Chiarappa


      Esta experiencia se realizó en el año 1996 en la Escuela "Sebastián Elcano" de Peñalolén. El primer contacto de la Institución hacia nosotras fue a través de un pedido telefónico que planteó la dificultad para tomar decisiones en un grupo de directivos de la Institución Educacional mencionada. El pedido se expresó: " Desde el año pasado queremos revisar la gestión. No sé muy bien qué queremos... evaluar la gestión, no lo tengo muy claro. Dentro del equipo hay distintas miradas de lo que queremos. Quizás aclarar con ustedes. En un momento lo tuvimos claro y entremedio nos pasó una desgracia. Un auxiliar del colegio abusó sexualmente de algunos niños... la persona de quien menos habríamos pensado una cosa así ya que representaba uno de los modelos más fieles y un ejemplo del espíritu del colegio. El hecho fue crítico, doloroso, no lo podíamos creer, pero identificamos ahí algunas cosas que se nos repiten frente a los problemas. Hay mucha indecisión, dificultad para tomar decisiones cuando hay conflicto. Somos un equipo de dirección apatotado."

      Posteriormente a este llamado fijamos una fecha de entrevista para alrededor de una semana después. Ellos piden adelantarla para que esté todo el equipo directivo presente. Se convino un horario para trabajar con ellos por un período de una hora y media, explicitándoles que el equipo interventor estaría compuesto por dos personas. Elegimos utilizar para este primer período diagnóstico un dispositivo grupal con modalidad operativa, con dos coordinadores que a su vez recogían los emergentes grupales y ocasionalmente realizaban señalamientos y o preguntas para favorecer e impulsar la apertura y continuidad del discurso grupal. En este espacio grupal se explicitó la propuesta para trabajar durante 2 a 3 reuniones diagnósticas cuyo propósito sería esclarecer cuál es la problemática que los afecta. Además se planteó realizar una devolución de parte del equipo coordinador una vez terminada la etapa descrita.

      Esta primera reunión se realizó en el establecimiento educacional, en una sala grande que tenía conexión con una salita sin puerta. La puerta que daba al patio permaneció abierta durante toda la sesión. El grupo de directivos estaba compuesto por ocho personas: cinco mujeres y tres hombres. Nos comentan que por necesidades económicas algunos del grupo ejercían más de un rol dentro de la Institución. Si bien lo explicitado fue que se pidió esa fecha porque querían participar todos, uno del grupo dice que la persona de las finanzas no puede asistir (Dato que retomaremos más adelante ya que nos surge relacionarlo con uno de los aspectos del encuadre).

      El discurso se estructura en torno a la historia de la Institución, donde aparece el "relato oficial", del cual es vocero el más antiguo de los integrantes del grupo. A través de lo que dice y/o dicen aparecen elementos de la ideología institucional y el imaginario grupal que darían cuenta de la "misión" y de la identidad de la Institución.


Los emergentes obtenidos fueron:

 

 "Se ha autogestionado con poca plata"

"Damos cuenta de nuestro quehacer a una fundación religiosa "

"Somos audaces, nos gusta la aventura, somos altruístas"

"Somos como navegantes de este barco aventurero "

"Nos preocupa el encuentro con el otro".

"Deberíamos ser coherentes, participativos, de trato horizontal y afectuoso"

"Hemos sido débiles en la toma de decisiones "

"Eramos una isla de la fantasía de los ochenta"

"En la noche apedreados y en el día todos amigos"

"En los noventa, confusiones "

"La vida democrática se mete en la Institución"

"Antes, más estable".

 

      Se plantean en este momento si el colegio va a seguir, por otra parte, al enfrentar conflictos están repitiendo sin poder discriminar.  Otros emergentes:

"Desconfianza para decirse cosas"

"cierta tensión", - "Conformidad frente a las decisiones. Pero los comentarios surgen en grupos de a dos"   Se preguntan cómo enfrentar esto y si van a rehuir o abordar los conflictos.

Esta interrogante gravita a lo largo de toda la sesión y dice relación con el pedido inicial.

Más emergentes :


"Este es un proyecto ambicioso"

"Invitamos a que se crean el cuento",

"Para estar aquí hay que ser bien quijotes"

"Preferimos profes solteros, con más tiempo y más compromiso"

"Todo lo "angelicamos""(risas).

"Los profes nuevos se fueron, quizás no tenían mística ni entusiasmo "

"No había que tener interés por la plata", - "certeza que nadie lucra con el  trabajo"

"No se habla de política, sexualidad ni religión"

"Algunos confesaban que no eran católicos y no pasaba nada, pero públicamente nos descoloca en cuanto a la imagen"

"Somos el hoyo del queque"

"En realidad hay poco orden, hay abuso. Un profe se quedaba dormido y no iba".

"El discurso se nos hizo poco coherente con la realidad"

"La propuesta del 93 sería: hagamos algo, se nos escapa el timón", - "En la actualidad invitamos a soñar el colegio"

"Formar personas es un slogan "

"Temor a las discordias y a desafiliarse"

"Temor a que los temas "ensucien" el quehacer"

"Si se enrarece el aire mantengámonos a oscuras, sin confrontación, algunos no están de acuerdo con remover" "Se generó crisis en la dirección"

"Financiamiento compartido. Los apoderados se dieron cuenta que no había plata"

"Los no reconocidos salen e invaden"

"Todos pedían decisiones"

"El violador era un ejemplo, prototipo del espíritu del colegio"

"La historia nos superó"

"A vista y paciencia tocaba"

"El dolor llegó a los medios de comunicación"

"Las familias critican, dicen que es producto del relajo de la cultura del colegio"

"Cuál es el límite?"

"Algo está pasando en la sociedad que no estamos asumiendo"

"Nos van a pasar la cuenta", - "Nos olvidamos de lo anterior y nos enfrentamos como equipo".

"Si salimos de esta somos invencibles".

 

      Al finalizar la reunión llega la encargada de finanzas e interrumpe para entregar un cheque.

      Nuestro análisis pretende focalizar algunos aspectos que nos parecieron interesantes y más significativos, puesto que a partir de ellos nos surgieron algunas interrogantes. Interrogantes con respecto a la estructura institucional, a los mitos y a los mandatos que rigen y que atraviesan este grupo en particular.

      Si nos centramos en el nombre de la Institución y en la referencia que en el grupo se hace a las cualidades de este proyecto, aparece el mito del  "Sebastián Elcano" como un proyecto aventurero con tintes de omnipotencia, donde todos "los navegantes" "reman en un mismo sentido", sin discriminarse unos de otros, por lo tanto, sin poder discrepar y más aún, con la misión de cumplir el mandato "angelical" en donde las necesidades terrenales, tales como el dinero, sexualidad, conflictos e intereses particulares parecen no tener cabida. Tan es así que lo más doloroso que ellos refieren como experiencia institucional es el hecho de que, justamente aquel que aparece como el "prototipo y modelo para la Institución" es quien "casualmente" "abusa". Convirtiéndose este hecho en analizador de la sexualidad y el poder en un determinado momento..."ensuciando la convivencia".  Cuando, por otra parte, aluden al cambio de escenario político, podríamos hipotetizar que aquello que se cuela desde el afuera los desorganiza, puesto que había sido hasta entonces escindido y proyectado rígidamente, generando de este modo la ilusión de que los "buenos" eran ellos, al interior de la Institución: sin conflictos y por lo tanto "invencibles" (Afuera de día apedreaban y adentro, todos unidos).

      Nos parece importante señalar que esta fue la única reunión que se realizó ya que no se verificó la confirmación de una segunda entrevista.

      Con posterioridad nos enteramos que la Institución optó por pedir una asesoría de capacitación educacional ad honorem.  Todo esto nos lleva a pensar en el dispositivo elegido en relación al encuadre propuesto, en tanto este plantea una "institución" que desmonta, desarticula y problematiza aquellos pactos estructurantes del contexto institucional en donde se gesta. En este sentido, creemos que marcar el encuadre y sostenerlo fue, en cierta medida decirles que no nos adscribimos a la ideología propuesta en el mandato (altruístas, ad honorem). Esto pudo haber sido vivido como transgresión al pacto "mudo" que coesiona al grupo. En la medida en que, al discriminarnos en nuestro rol, implícitamente les diríamos: "No nos vamos a hacer cómplices","Nos subimos a este barco pero en otro rol".  Quizás es interesante compartir desde la implicación del equipo coordinador la ocurrencia de un lapsus, un "olvido", que fue el de la explicitación de los honorarios antes de realizar la sesión y, de hecho, haberlo planteado al final.

      Revisando este "olvido", se nos plantea con fuerza la invitación que la Institución nos hizo a acogernos a una suerte de complicidad en relación a sus aspectos angelicales y altruistas

      Por último, para terminar, podríamos pensar que la contrademanda aparece con mucha fuerza como el deseo de ser ratificados en una imagen idealizada de la cual el equipo interventor pareciera ser requerido como "fotógrafo oficial", en donde la foto permanece incólume y el conflicto, momentáneamente soterrado.

      Pensamos que la dinámica de lo instituyente no generó un polo lo suficientemente fuerte como para introducir alguna problemática posible o algún tipo de cuestionamiento que pudiese sostener una demanda a trabajar.

Regresas al 4º Encuentro| Regresas a Artículos